Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Gabriel HIlsaca

El 26 de mayo se estrena en salas la nueva adaptación del clásico de Lewis Carroll 'Alicia a través del espejo', una película que más que cualquier cosa deja en evidencia el modelo de negocios que prevalece en la compañía de Walt Disney.

En 2010, la adaptación de Alicia en el país de las maravillas de Tim Burton recaudó más de mil millones de dólares en taquilla mundial y Disney se animó a seguir llevando más clásicos de la literatura infantil a la pantalla grande. Los avances en tecnología de animación permitieron darle vida a casi cualquier fantasía.

Maléfica, la versión de La bella durmiente protagonizada por Angelina Jolie, y El libro de la selva de Rudyard Kipling son ejemplos de esta tendencia que además cuenta con grandes actores y, en algunos casos, con directores notables como Kenneth Branagh, quien dirigió a Cate Blanchett y Helena Bonham Carter en La Cenicienta.

Pero el anuncio del estreno de Alicia a través del espejo levantó algunas suspicacias. El director elegido por la compañía estadounidense para esta segunda entrega es James Bobin, cuya carrera cuenta con dos películas de los Muppets y su mayor éxito es Da Ali G Show, la serie que dio vida a los excéntricos personajes que interpreta el británico Sacha Baron Cohen (Borat).

Según un artículo de The New York Times, Bobin cumple con el perfil de director que necesita la industria para este tipo de franquicias: cineastas poco conocidos, algo maleables pero que al mismo tiempo saben imprimir algún discreto toque autoral, lo justo para que la secuela continúe. En el caso de Alicia, además, se sabe que Tim Burton se negó rotundamente a dirigir cualquier tipo de secuela.

Bobin también beneficiaría la campaña de marketing de Disney por el ruido que ha desatado un nuevo género llamado “crossover”, la unión de dos películas en una misma línea narrativa. James Bobin dirigirá el crossover de Sony Pictures de Men in Black y 21 Jump Street: MIB 23.

La buena noticia es que el gran reparto de la primera adaptación de Tim Burton se mantiene: Mia Wasikowska como Alicia, Helena Bonham Carter repite el personaje de la Reina de Corazones, Johnny Depp es el Sombrero Loco y Anne Hathaway es la Reina Blanca.

Y Bobin, graduado de Historia por la Universidad de Oxford, explica queAlicia a través del espejo incorpora nuevas complejidades. Una de ellas, sobre la noción del tiempo. De hecho, Sacha Baron Cohen interpreta a Tiempo, un personaje mitad tiempo, mitad humano que controla el flujo de la eternidad.

 

Fuente: www.revistaarcadia.com

Disney regresa a los clásicos de la literatura infantil - 5.0 out of 5 based on 1 vote