Tras atentados en Orlando, los parques de Disney contarán con agentes de policía, perros de seguridad y magnetómetros.

"Desafortunadamente, vivimos en un mundo de incertidumbres y por el momento debemos aumentar las medidas de seguridad en nuestras propiedades", declaró en un comunicado Jacquee Wahler, portavoz de Disney.

Las medidas involucran perros, detectores de metales y procesos menos visibles en los que se recurre a técnicas de seguridad de última generación, dijo.

La revista People afirma en su sitio web, citando una fuente policial anónima, que Mateen había visitado el parque de Orlando con su esposa, Noor Zahi Salman, que habría declarado a las autoridades que su marido había estudiado la posibilidad de un ataque.

El domingo, Omar Mateen abrió fuego en el club gay más conocido de Orlando, Pulse, matando a 49 personas y lastimando a otras 53. Se trata del peor atentado en Estados Unidos desde el 11 de setiembre de 2001.

Desde diciembre , Disney y Universal habían anunciado un refuerzo de la seguridad en sus parques de atracciones tras los ataques en San Bernardino y París.