Gabriel HIlsaca

El Trekking o senderismo, es uno de los deportes aeróbicos más completos que se pueden realizar en varias rutas cercanas al Área Metropolitana, beneficios como el control del peso, el mejoramiento en la calidad del sueño y el aumento en la densidad ósea son algunas de sus bondades. Además de las rutas de los cerros El Volador, Tres Cruces y Nutibara, las montañas que rodean la ciudad está surcadas por caminos de diversos niveles de dificultad que pueden ser recorridos en los días de receso de este fin de año. Elmer Montoya, guía del grupo de caminantes Ecos Club, resalta algunas de las rutas más propicias para caminar por su accesibilidad y nivel de dificultad.

 

Nacimiento del Río Aburrá

Nivel 1

El recorrido de 11 kilómetros atraviesa los últimos trayectos de las quebradas La Amoladora, El Tesoro, Santa Isabel y La Vieja, desde el nacimiento del Río Aburrá en el municipio de Caldas. La caminata inicia desde la vereda La Clara, dónde es posible avistar las cuatro desembocaduras que surten de agua el Río Aburrá, también llamado Río Medellín, y terminando en un refugio para la vida silvestre, luego de cinco horas de trayecto. Se puede llegar al punto de partida de la ruta en transporte público desde el parque de Caldas y el grado de dificultad de la jornada hace posible que sea un recorrido familiar.

La Castellana

Nivel 2.5

Desde el mirador de la Reserva Nacional La Castellana, entre el municipio de Envigado y El Retiro, es posible avistar en esta época del año el Nevado de Ruiz, el recorrido toma aproximadamente 4 horas y media y es uno de los senderos más ricos en cuanto a paisajes y avistamiento de fauna nativa como el cusumbo. Está ubicado en la vía del Alto del Escobero, entrando por el Colegio San José, en el municipio de Envigado, y se asciende por todo el cerro, el segundo más alto del Área Metropolitana, hasta la cúspide en la que se pude avistar también el valle de San Nicolás y llegar a los municipios de La Ceja y Rionegro.

Cerro del Amor

Nivel 2.5

Mejor conocido como El Picacho, el también llamado Cerro del Amor, debe du segundo nombre a una leyenda de una mujer que lloró su desamor en la cima de la montaña. La marcha sitúa dos puntos de descanso en los miradores El Cristo y el de mitad de cerro, el trayecto inicia en zona urbana y se adentra en sector boscoso hasta llegar a Monte Alvernia. Desde donde es posible contemplar todo el Valle de Aburrá. Se puede retornar a la ciudad regresando por la misma vereda, o saliendo directamente a la vía San Pedro- Pajarito, en donde circulan rutas de transporte público rumbo a Medellín.

Chorro Campana

Nivel 3

Inicia en la vereda Arenales del municipio de Envigado, y termina en la ribera de la quebrada La Miel del mismo municipio. El trayecto tiene una duración de 6 horas con recesos y recorre un tramo de 5 kilómetros en los que el senderista podrá recorrer bosque nativo, diversos tipos de caminos y canalones, explanadas y una caída de agua de más de 60 metros, desde la que se emprende nuevamente el camino de regreso. En la quebrada La Miel, es posible realizar actividades de esparcimiento y recorridos por el caudal de baja profundidad.

La Brizuela

3.5

El itinerario de esta ruta inicia en la vereda Barro Blanco, cerca al corregimiento de Santa Elena. Es un trayecto con una variedad importante de caminos veredales que datan de tiempos de la arriería y miradores en diferentes puntos del recorrido, desde los que se pueden avistar las cuencas de las quebradas la Mosca y Brizuela, así como especies nativas de aves y bosque nativo. En la caída de agua de la Brizuela es posible descansar y hacer una parada luego de cuatro horas de trayecto, donde usualmente se realiza el almuerzo. Es una caminata suave con pocas pendientes y cercana al parque de Guarne y a los predios del parque Arví.